Busca

¿Qué es la Psicoterapia Reencarnacionista?

La psicoterapia reencarnacionista, es una moderna escuela psicológica, que agrega  la Reencarnación, y busca ayudarnos a cambiar la visión que tenemos de nuestra infancia y de nuestra vida.-  Ella quiere hacernos encontrar la visión que nuestro espíritu y nuestros mentores espirituales tienen a ese respecto. Es lo que llamamos “versión persona x versión espíritu”. Esto, es el modus operandi de la Psicoterapia Reencarnacionista, y por eso se requiere un tratamiento de algunos meses y no apenas de sesiones de Regresión, y sí conversaciones a ese respecto.

La Psicoterapia Reencarnacionista comenzó a estructurarse  en 1996, en Porto Alegre, con el médico Mauro Kwitko (desde 2009 autolicenciado do Consejo de Medicina para poder dedicarse libremente a esa misión).

Basada en la Reencarnación, es una nueva Escuela de Psicoterapia y la diferencia fundamental entre ella y las demás es que la Reencarnación es su elemento básico y a partir de ahí es que el tratamiento se estrutura. Se inició en 1996, en Porto Alegre, y actualmente cuenta con Curso de Formación en 11 estados de Brasil, dirigido por 30 Instructores de Curso, cerca de 1500 psicoterapeutas formados actuando en más de 100 ciudades de Brasil. Sus pilares son: 

1. El cambio de la “versión-persona” para la “Versión-Espíritu”, en que el comando de nuestros pensamientos va, gradualmente, pasando de nuestro ego para nuestro Yo Superior.

2. La Personalidad Congénita (padrón comportamental similar al actual, que venimos revelando hace varias encarnaciones) y donde encontramos nuestra propuesta de Reforma Íntima.

3. Recordar para qué reencarnamos, nuestra programación pre-reencarnatória, e iniciar una verdadera Reforma Íntima, para darnos la oportunidad de un real aprovechamiento de esta actual encarnación, lo que generalmente no viene ocurriendo hace siglos o miles de años.

4. La búsqueda del rescate con antiguos desafectos, a través de una relectura de nuestra infancia (basada en el “¿Por qué?” y “¿Para qué?” y que nuestros Mentores puedan ir mostrándonos en las sesiones de Regresión.

Esa nueva Psicoterapia nació con la finalidad de traer a la Psicología y a la Psiquiatría una posibilidad de expansión nunca antes imaginada. La Reencarnación es agregada a los conceptos psicológicos y psiquiátricos, creando una nueva manera de encarar los conflictos de todos nosotros. La infancia deja de ser considerada el inicio de la vida y pasa a ser vista como la continuación de nuestra vida eterna; nuestra familia no es más un conjunto de personas que se unieron por casualidad, por lazos afectivos y si, una agrupación de Espíritus unidos por lazos kármicos, las situaciones que vamos encontrando en el transcurso de la vida no son aleatorias, y si son reflejos, consecuencias, que provienen de nuestros actos pasados, necesidades para nuestro proyecto evolutivo espiritual. 

La Psicología actual, heredera de una concepción religiosa no-reencarnacionista, observa nuestra vida apenas desde la infancia y, por eso, limita su campo de acción a una fracción mínima de nuestra existencia. Ella trabaja con un concepto equivocado que es la Formación de la Personalidad, pues afirma que no existíamos antes. Considera, entonces, que nuestras características de personalidad se originan allá en el “inicio de la vida”, como también nuestros sentimientos negativos, por la conjunción de factores genéticos, hereditarios y ambientales. Todo se originó allá, obligatoriamente, pues nada había antes. Pero ¿Y nuestras encarnaciones pasadas? ¿ En nuestra vida encarnada anterior no teníamos una personalidad? Evidentemente que si, entonces¿no es razonable y de buen sentido pensar que somos la continuación de aquel que fuimos en esa vida anterior a la actual? Eso derrumba el concepto de Formación de la Personalidad y crea otro concepto, revolucionario, evolucionista, clarificador, el de la Personalidad  Congénita, uno de los pilares básicos de la Psicoterapia Reencarnacionista. ¿Y nuestros familiares, nuestro padre, nuestra madre, nuestros hermanos y demás parientes? Dentro de los principios reencarnacionistas sabemos que somos Espíritus ligados por cordones energéticos de afinidad y de divergencia. Esos cordones son los que rigen nuestra aproximación y eso explica las simpatías y las antipatías entre familiares, hasta odios y aversiones. ¿Y por qué nos aproximamos nuevamente? En el caso de la afinidad, para continuar juntos en un proyecto de amistad, de un trabajo en conjunto, en el caso de la divergencia, para hacer las paces, armonizarnos, amarnos. Y esa última cuestión es uno de los principales asuntos en las consultas de Psicoterapia Reencarnacionista, cuando tratamos conflictos entre padres e hijos y entre hermanos. Agregando la Reencarnación a la Psicología se crea una nueva Psicología, basada en nuestra vida eterna, en nuestra búsqueda de evolución espiritual, de purificación.