Busca

El tratamiento

El tratamiento con la Terapia Reencarnacionista y la Regresión Terapéutica

El tratamiento tiene una duración de algunos meses o años y consta de consultas semanales, cada 10 días o quincenales, y tres o cuatro sesiones de regresión. A través de la Psicoterapia Reencarnacionista (la terapia de Reforma Íntima) y la Regresión Terapéutica (ética, bajo el comando del Mundo Espiritual, que permite reconciliar la Regresión con la Ley del Olvido, según consta en la pregunta 399, del "El Libro de los Espíritus"), es posible bajo el comando de los seres espirituales superiores, el entendimiento al respecto de  nuestra propuesta pré-reencarnatoria, recordar cómo viene siendo nuestro aprovechamiento de las encarnaciones con el pasar de los siglos, para qué reencarnamos, cuál es la finalidad de nuestra programación con esta actual encarnación, promoviendo una relectura de nuestra infancia y los hechos de la vida, bajo la óptica Reencarnacionista, nuestro rescate con Espíritus conflictivos e ir cambiando la “versión-persona” hacia la "Versión-Espíritu" al respecto a nuestra vida y realmente  aprovechar esta encarnación en el sentido de evolución espiritual, además podemos mejorar mucho, curar fobias, trastorno de pánico, depresiones severa, dolores  físicos de  difícil tratamiento, como la fibromialgia por ejemplo, eliminar profundos sentimientos de soledad, abandono, tristeza sin causa aparente, miedos, inseguridades, infertilidad, etc.

El  tratamiento de Psicoterapia Reencarnacionista y la Terapia de Regresión pueden realizarse a través de la Terapia con adultos, Terapia con adolescentes, Terapia con niños (con regresiones del niño, en uno de los padres o con un pariente a la distancia),  Terapia de pareja, Terapia para padres, Terapia para adultos mayores y Terapia familiar.

¿Cuál es el objectivo del Tratamiento?

La Psicoterapia Reencarnacionista es una moderna Escuela Psicológica, que suma  la Reencarnación y tiene como objetivo ayudarnos a cambiar la visión que tenemos de nuestra infancia y de las personas/hechos/situaciones de nuestras vidas a la visión que nuestro Espíritu y nuestro Mentor Espiritual tienen en ese sentido. Es lo que llamamos "versión-persona" x "versión de Espíritu". Este es el modo operante de la Terapia Reencarnacionista, y por esto es que requiere un tratamiento de algunos meses o años, y no solamente sesiones de regresión, y sí conversar al respecto.

La Psicoterapia Reencarnacionista, basada en la Reencarnación, es una nueva Escuela de Psicoterapia y la diferencia fundamental entre ella y las demás es que la Reencarnación es su elemento básico y a partir de ahí es que el tratamiento se estructura. Se inició en 1996, en Porto Alegre y actualmente consta con Cursos de Formación en 16 Estados de Brasil y cientos de Psicoterapeutas Reencarnacionistas graduados en nuestros cursos de formación en más de 100 ciudades en Brasil.

Esta nueva Psicoterapia nació con la finalidad de llevar a la Psicología y la Psiquiatría una posibilidad de expansión nunca antes imaginada. La Reencarnación se agrega a los conceptos psicológicos y psiquiátricos, creando una nueva forma de mirar los conflictos de todos nosotros. La infancia deja de ser  considera el comienzo de la vida y pasa a ser vista como una continuación de nuestra vida eterna; nuestra familia ya no es un conjunto de personas que se unieron al azar por lazos afectivos y, sí, un agrupamiento de Espíritus unidos por lazos kármicos, las situaciones que vamos encontrando en el curso de la vida no son al azar y, sí, reflexiones, consecuencias, derivaciones de nuestros actos pasados, necesarios para nuestro proyecto evolutivo espiritual. 

La Psicología actual, heredera de una concepción  religiosa no Reencarnacionista, observa nuestra vida apenas desde la infancia y por lo tanto, limita su campo de acción a una fracción mínima de nuestra existencia. Ella trabaja con un concepto erróneo que es la Formación de la Personalidad, pues afirma que no existíamos antes. Considera entonces, que nuestras características de personalidad se originan en los "primeros años de vida", así como nuestros sentimientos negativos, a través de la combinación de factores genéticos, factores hereditarios y ambientales. Todo se originó allá, obligatoriamente, pues nada había antes, pero, y ¿nuestras encarnaciones pasadas? ¿En nuestra vida encarnada anterior  no teníamos  una personalidad? Evidentemente que sí, entonces ¿no es razonable y de  sentido común  pensar que somos la continuación de aquél que  fuimos en esa vida anterior a la actual? Eso derriba  el concepto de Formación de Personalidad y crea otro concepto revolucionario, evolucionista, clarificador, el de Personalidad Congénita, uno de los pilares básicos de la Psicoterapia Reencarnacionista. ¿Y nuestras familias, nuestro padre, nuestra madre, nuestros hermanos y otros parientes? Dentro de los principios Reencarnacionistas sabemos que somos Espíritus ligados por cordones energéticos de afinidad y de divergencia. Esos cordones  rigen nuestra aproximación explicando la simpatía y antipatías entre familiares, incluso odio y aversiones. Y ¿por qué nos acercamos nuevamente? En el caso de afinidad, para permanecer juntos en un proyecto de amistad, de un trabajo en conjunto, en el caso de divergencias, para hacer las paces, para armonizarnos, amarnos unos a otros. Y este último punto es uno de los principales  asuntos en las consultas de Psicoterapia Reencarnacionista, cuando se trata de conflictos entre padres e hijos y entre hermanos. Agregando la Reencarnación a la Psicología se crea una nueva Psicología, basada en nuestra vida eterna, en nuestra búsqueda de evolución espiritual, de purificación.

La Regresión Terapéutica ( Método ABPR)

Es un procedimiento de recuerdo y desligamiento de encarnaciones pasadas realizado por los Psicoterapeuta Reencarnacionistas,  pero comandado, dirigido por los Mentores Espirituales de las personas, respetando la Ley del Olvido. La Ética en la Regresión es estricta y sigue la orientación de Kardec en "El Libro de los Espíritus", pregunta  399, cuando el Maestro dice que un Espíritu  reencarna olvidando y no debe recordar su pasado, a no ser que exista una necesidad para ello, que no es por curiosidad, y que el comando de tan sensible proceso  esté  en manos de Seres Espirituales. Y esa es nuestra postura.

La Regresión es  utilizada con dos finalidades:

1. Terapéutica: Desligar a las personas de situaciones traumáticas  de su pasado, generalmente de vidas pasadas, que aún están activos en su Inconsciente, originando los síntomas de Fobia, de trastorno de Pánico,  depresiones severas, dolor físico, sentimientos de soledad, abandono, nostalgia, tristeza sin motivo aparente, miedos, inseguridades, etc., que pueden mejorar mucho  o incluso ser curados  rápidamente. La Regresión Terapéutica de la ABPR (Asociación Brasileña de Psicoterapia Reencanacionista) permite conciliar la Regresión con la Ley  del Olvido al  ser dirigido por el Mundo Espiritual y nunca es incentivado el  reconocimiento de personas.

2. Concientización:  Ayudar a las personas a recordar cómo eran  en sus vidas pasadas (padrón comportamental de siglos o milenios) para que puedan compararse cómo son hoy y darse cuenta entonces lo que deben mejorar, transformarse, corregirse. Es el entendimiento de nuestra Personalidad Congénita  y ahí encontramos la  clave para la  realización de la Reforma Íntima.

En la Psicoterapia Reencarnacionista no somos nosotros quienes comandan  la Regresión y sí los Mentores Espirituales de cada persona, nosotros apenas auxiliamos el proceso, colaboramos en esa  acción, promoviendo una relajación de su cuerpo físico y una elevación de sus vibraciones, mas no mandamos, no conducimos, no dirigimos la Regresión según  el motivo de la consulta, según la queja principal, o lo que la persona quiere saber.

Después de un breve tiempo, la persona accede a un hecho del pasado a la cual todavía está sintonizada  y a partir de ahí  va recordando y nos va contando  hasta el final de ese hecho, hasta el final de aquella vida, su desencarnación, y  recordar su ascenso al Plano Astral (período inter-vidas), hasta referirse estar sintiéndose muy bien (Punto óptimo). La Terapia de Regresión promueve así un desligamiento  completo de las vidas accedidas, una a una, y puede proporcionar una gran mejoría o curación de síntomas crónicos graves, además de entender sobre nuestra Personalidad Congénita, lo que trae la comprensión de nuestra propuesta de Reforma Íntima.

Los derechos de las personas en tratamiento

Las personas que buscan tratamiento con la Psicoterapia Reencarnacionista y con su herramienta, la terapia de regresión, deben recibir de nuestros profesionales el tratamiento verbal y las regresiones de forma absolutamente fiel a lo que se enseña en el curso de capacitación. 

Es importante que las personas que buscan ser tratadas con nuestra Psicoterapia sepan lo que deberán recibir. En el tratamiento verbal, sesiones de psicoterapia (conversaciones), el  asunto trata de la reencarnación en la vida de la persona, ayudar a promover una revisión de su niñez desde la perspectiva reencarnacionista, pensar por qué, entre muchos padres y madres que se encontraban en la Tierra, "pidió" (necesitó) estos, ¿por qué? ", pidió esta familia, circunstancias, la clase social, género sexual, etc., entender el propósito de los factores desencadenantes (disparadores) y de trampas terrenales, con el pasar de los meses de tratamiento, debe ir entendiendo él porqué reencarnó, cuáles son sus misiones, la misión personal (Reforma Interior),  la misión externa de búsqueda de la armonización con los espíritus en conflicto (que por lo general se encuentran en nuestra familia de origen o surgen en el curso de la vida), la misión  externa de ayudar a las personas cercanas y otros, ayudar al mundo a mejorar, la sociedad humana a ser más humana. La persona que busca un tratamiento con esta nueva psicoterapia basada en la reencarnación, debe recibir en los meses o años que convive con el Psicoterapeuta Reencarnacionista afiliado a nuestra Escuela, la oportunidad de aprovechar realmente esta encarnación actual, lograr sus misiones y regresar a casa feliz con su desempeño y, allí, ser saludado y no ser consolado, alabado y no oír de nuevo "No se preocupe, usted tendrá una nueva oportunidad..." 

La persona en tratamiento con la Psicoterapia Reencarnacionista tiene derecho a recibir más de una mejora o curar una fobia, pánico, una fuerte depresión, el dolor físico crónico (como la fibromialgia, por ejemplo), etc. Como no somos una nueva Escuela de Terapia de Regresión (TVP) y, sí, el embrión de la Nueva Psicología del siglo 21, que se sumará a la Veracidad de la Reencarnación, del recuerdo de vidas pasadas y de la acción de Espíritus sobre todos nosotros, además de estos beneficios específicos, debe recibir el tratamiento de conciencia inherente a esta nueva forma de manejar y hacer frente a los conflictos y las tragedias humanas. Y tiene el derecho de exigir esto de los Psicoterapeutas Asociados en ABPR. 

En Sesiones de Regresión (recuerdo de las vidas pasadas), las personas en tratamiento tienen derecho a recibir estas "Sesiones de la  Gran Pantalla aquí en la Tierra", como es enseñado y defendido en nuestro Curso de Formación: 

1. * Relajación con la fiel lectura del Manual para la Regresión sin hipnosis o cualquier otro procedimiento, además de la meditación. 

2. * En cada vida pasada visitada, la regresión se debe completar sólo cuando la memoria ha alcanzado el período entre vidas después de la vida visitada, cuando todas las resonancias traídas de la Tierra han desaparecido, ya sea " física " o emocional. Ningún recuerdo de una vida pasada (Regresión) debe terminar si la persona no ha recordado toda la vida pasada y el período entre vidas subsiguiente, hasta alcanzar el Punto Óptimo. Si una persona ingresó a 2 o 3 vidas pasadas en una sesión de regresión, en 2 o 3 vidas el recuerdo debe ir al Punto Óptimo (que no es cuando ya no se encuentra en un lugar oscuro, cuando vio una luz o recordó que llegó al mundo espiritual, es cuando recordó su experiencia en el mundo espiritual, el período entre vidas, hasta que ha llegado al Punto Óptimo, cuando todo lo que trajo de la tierra había pasado, ya se había diluido, y se sentía muy bien) . Si la persona después de la regresión no está óptima, es posible que haya habido una falla psicoterapéutica y la persona tiene el derecho de hablar de ello y ver la posibilidad de que la regresión sea hecha de nuevo y termine en el (Punto Óptimo). Puede ocurrir que, al final de la regresión, esté comenzando a acceder a recuerdos de otra vida pasada y ahí no se sienta bien, en este caso, el terapeuta debe seguir con la regresión hasta esta nueva vida que estaba llegando a ser recordada y el período entre vidas subsiguiente, para llegar al (Punto Óptimo). Si uno saliera mal del consultorio, llegara mal a la casa, sintiendo la tristeza, el miedo, la ansiedad, el dolor físico, etc., se va mal a partir de la regresión, existe la posibilidad de haber ocurrido una falla del psicoterapeuta y la persona debe llamar por teléfono al terapeuta, lo más pronto posible, o enviar un e-mail abordando esta cuestión y, probablemente, hacer nueva Regresión (gratis) para alejar la posibilidad de que la regresión anterior no haya terminado en el Punto Óptimo o estuviera yendo a otra vida pasada y no se dio cuenta, no informó al psicoterapeuta, y necesita, entonces,  ahora el trabajo ser complementado. 

En Portal ABPR y en los  libros del Dr. Mauro se puede acceder a mucha información sobre cómo debe ser el tratamiento con la Psicoterapia de la Reencarnación y cómo debe ser una Regresión, bajo el punto de vista técnico (desde la situación en que comienza el recuerdo hasta el Punto Óptimo) y ético (obedeciendo a Allan Kardec de acuerdo a la pregunta 399 de " El libro de los Espíritus ") . 

En un tratamiento con la Psicoterapia Reencarnacionista, ninguna otra terapia puede ser añadida al tratamiento si no fuera solicitada por la persona y si fuese de su interés y gusto. Quién busca un tratamiento con Psicoterapia Reencarnacionista, es esto  lo que debe conseguir (Conversaciones sobre Reencarnación en su vida y Regresiones). El uso de la homeopatía, esencias florales, la astrología, la numerología, la fototerapia, cartas, tarot, etc., la aplicación de la energía Reiki o algún otro procedimiento sólo debe utilizarse si así lo solicita la persona en tratamiento, si ella cree en estas terapias, si acepta y si así lo desea. 

Cualquier pregunta o duda, enviar un mensaje a la dirección de correo de ABPR